Saltar al contenido

Qué hacer si mi perro ladra

que hacer cuando un perro ladra mucho

Un perro que ladra mucho puede ser molesto tanto para el dueño como para los vecinos. Además, el exceso de ladridos puede ser un indicio de un problema de comportamiento o de ansiedad. Si tu perro ladra mucho, hay varias cosas que puedes hacer para abordar el problema:

  1. Descubre la causa: Es importante determinar la causa del ladrido excesivo. Puede ser una respuesta a algo específico, como el sonido de una sirena o el paso de una persona por la calle. También puede ser un indicio de ansiedad o aburrimiento. Identificar la causa es la clave para abordar el problema de manera efectiva.
  2. Proporciona ejercicio y estimulación adecuados: Un perro que no recibe suficiente ejercicio y estimulación puede desarrollar problemas de comportamiento, como el ladrido excesivo. Asegúrate de proporcionarle suficiente tiempo para correr y jugar, así como entretenimiento mental en forma de juguetes y rompecabezas.
  3. Entrena al perro: El entrenamiento y la socialización pueden ayudar a reducir el ladrido excesivo. Puedes enseñarle a tu perro comandos como «calla» o «basta» para que deje de ladrar cuando se lo pidas.
  4. Considere la ayuda de un especialista en comportamiento: Si el problema persiste a pesar de tus esfuerzos, es posible que necesites la ayuda de un entrenador o especialista en comportamiento para ayudarte a abordar el problema.
  5. Evita reforzar el comportamiento: Es importante no reforzar el ladrido excesivo, es decir, no darle atención al perro mientras ladra, ya que esto puede ser interpretado como un refuerzo.

Si tu perro ladra descontroladamente puede haber un significado oculto

Hay muchas razones que llevan a un perro a sentir la necesidad de ladrar. Los perros no ladran sin razón o solo para molestar. Ladran para comunicarse, tanto con otras mascotas como contigo, aunque es cierto que algunas razas, debido a causas genéticas, lo hacen más que otras.

Si tu perro ladra de vez en cuando, no debes preocuparte, en la mayoría de las ocasiones los perros ladran para avisarte y alertarte sobre algo que les inquieta, el problema surge si tu perro ladra a otros perros en exceso o de manera recurrente y ladra más de lo habitual molestando mucho a los vecinos. En tal caso hemos de estudiar el porqué e intentar solucionarlo estudiando sus emociones y su modo de expresión y qué necesidad tiene que le impulsa a ladrar para ponernos manos a la obra y ayudarle a gestionar sus ladridos descontrolados poniendo soluciones y remedio para conseguir reducir los niveles de ansiedad con una modificación de conducta adecuada. para poner remedio y evitar que un perro ladre en exceso.

Conocer bien a tu perro y saber tratarlo a tiempo y correctamente es fundamental. Puede que el ladrido del perro sólo se produzca en unas circunstancias concretas. Descubre si tu perro busca saciar alguna de sus necesidades básicas: comer, miedo, celo, enfermedad, dolor, soledad, entusiasmo…

No es tan fácil conocer el motivo, es duro y requiere de mucho esfuerzo y crecimiento personal pero merece la pena para una plena felicidad de nuestra mascota. Tratar de forma indebida un problema, aparentemente, sin importancia, puede agravar la situación. Si tenemos muchas dudas, lo mejor es recurrir a un buen profesional que nos estudie el caso concreto de nuestro perro y nos de soluciones alternativas al collar antiladridos.

Intenta que tu perro se sienta tranquilo y relajado. Para hacer que el perro deje de ladrar y se comunique contigo de otra manera, ha de entender que cuando está contigo está seguro y puede conseguir sus objetivos si está tranquilo. Entrénalo para que entienda esto. Trasmítele calma mientras le acaricias y le haces entender que comprendes sus necesidades. Llevará mucho tiempo, pero no es imposible. Es bueno recurrir a los premios para que entienda  que está seguro tanto fuera como dentro de casa.

Es muy importante que no lo castigues ni lo regañes cuando ladre para no aumentar su frustración y estrés, hemos de trabajar sus ladridos desde el refuerzo positivo.  Si ves que está muy estresado y nervioso facilítale juguetes que disminuyan su ansiedad o juega con él para así conseguir que descargue toda su energía.

Si se presenta alguna situación que le provoca algún tipo de inquietud, intenta distraerlo con algo que le guste mucho hasta que se tranquilice, un juguete o una golosina.

Aunque el juego y la socialización de los perros es fundamental para su bienestar, no lo obligues a jugar con otros perros o personas si ves que no le apetece, ya que esto podría provocar algún tipo de agresión.

En el caso de que tu perro no responda a ninguna de estas pautas te recomiendo recurrir a un profesional especializado en comportamientos caninos.

O aprender a través de internet o comprando un libro, te recomiendo este: ¿Qué puedo hacer cuando mi perro ladra?

Libro recomendado para saber qué hacer si mi perro ladra

El ladrido: la voz de un lenguaje de Turid Rugaas, de una expertas en comportamiento de perros con más prestigio y reconocimiento a nivel mundial que puede ayudarnos para dar con la solución:

Espero que estos consejos puedan ayudarte a encontrar la mejor solución para que tu perro ladre menos.