Saltar al contenido

¿Qué comen los gatos?

qué comen los gatos

¿Los gatos son carnívoros o son omnívoros? En su entorno natural, comen ratones, aves y pájaros, roedores, pequeños mamíferos, insectos, reptiles. Toman alguna pero prácticamente su dieta es carnívora por excelencia, por lo que comen carne y pescado. Nuestros gatos son pequeños leones domesticados.

Los gatos son animales carnívoros, lo que significa que su dieta se basa principalmente en carne. Sin embargo, hay algunas cosas importantes a tener en cuenta al elegir qué alimentar a tu gato.

En primer lugar, es importante proporcionar una dieta completa y equilibrada que incluya proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. Los gatos necesitan proteínas para construir y reparar sus músculos y otros tejidos, así como para mantener un sistema inmunológico fuerte. Los carbohidratos son una fuente importante de energía, mientras que las grasas ayudan a absorber las vitaminas y minerales esenciales.

La carne es la mejor fuente de proteína para los gatos, y es importante elegir carnes de alta calidad con un alto contenido de proteínas y bajo contenido de grasas. Algunas de las mejores opciones incluyen pollo, pescado, carne de vacuno y carne de cordero.

Los gatos también necesitan una fuente de taurina, una sustancia que se encuentra principalmente en la carne y el pescado. La taurina es esencial para la salud ocular y cardiovascular de los gatos, por lo que es importante asegurarse de que su dieta contiene suficiente taurina.

Además de la carne, también es importante incluir una pequeña cantidad de vegetales y frutas en la dieta de tu gato. Los vegetales y las frutas proporcionan una fuente de vitaminas y minerales importantes, como la vitamina A, la vitamina C y el calcio.

En cuanto a los alimentos para gatos, existen en el mercado diferentes opciones, como croquetas, comida húmeda o alimentos crudos. Aunque cada una tiene sus propias ventajas y desventajas, es importante elegir un alimento de alta calidad que sea adecuado para las necesidades específicas de tu gato.

En resumen, es importante proporcionar una dieta completa y equilibrada a tu gato que incluya proteínas de alta calidad, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. La carne es la mejor fuente de proteína para los gatos, y es esencial incluir una fuente de taurina en su dieta. Además, también es importante incluir una pequeña cantidad de vegetales y frutas para proporcionar una fuente adicional de vitaminas y minerales. Es importante elegir alimentos de alta calidad y adecuados a las necesidades específicas de tu gato.

Una buena alimentación para gatos ha de estar basada en un pienso equilibrado y de calidad para proporcionarle los nutrientes que necesita y mantener a tu gato sano.

Al ser carnívoro por naturaleza, su pienso ha de tener una buena base de carne para que pueda tomar las proteínas que su cuerpo necesita, la carne aportará arginina, niacina, tiamina, piridoxina, así como un aporte de taurina, un aminoácido necesarios para que tu gato esté saludable. Su dieta también ha de tener grasas y en menor medida vegetales y frutas que le aportarán almidón y fibra que, aunque no son esenciales para su alimentación, favorecen su actividad intestinal,  con no más de un 10% de hidratos de carbono.

Encontraremos tres tipos: comida seca, comida semiseca y comida húmeda.

Una combinación adecuada de carnes y verduras, le aportarán también los minerales que necesitan para su correcto desarrollo, como el calcio (presente en verduras) y el fósforo (presente en las carnes).

A lo hora de escoger una buena alimentación adecuada para nuestro gato hemos de tener en cuenta diferentes factores como son, la edad, el tamaño y también los hábitos del gato, ya que si es muy activo el aporte de calorías ha de ser mayor.

En cualquier caso, hemos de escoger una dieta equilibrada y de calidad.

Si queremos darle comida casera hemos de ofrecerle carne y pescado acompañado con algo de verdura.Les encanta el jamón cocido y la pechuga de pavo. Si quieres darle algo de verdura pueden tomar por ejemplo zanahorias, acelgas, calabacines, remolacha y  alguna fruta. No es recomendable excederse en alimentos que tengan muchos carbohidratos ya que los gatos caseros tienen mucha tendencia a engordar.

Evita los alimentos ricos en azúcares, sales y grasas; no le reportarán ningún beneficio, sino que pueden perjudicar su salud.

Los piensos de menor calidad son los que tienen un mayor cantidad de cereales (hidratos de carbono) y menor de carne, la proporción debería ser al revés.

Carne de pollo, pavo y vaca

Las carnes más magras son las de pollo, conejo, pavo y ternera, que deben estar presente entre el 60% y el 80% de su alimentación. Pueden tomar otras carnes con mayor cantidad de grasas, por ejemplo el cordero o el pato, pero en una menor proporción, entre el 15% y un 20% del total de su comida.

Este tipo de carne se la hemos de dar siempre cocinadas. Ofrecen a nuestro gato una gran cantidad de nutrientes. El hígado, el cual se encuentra en la mayoría de los piensos, le aportará gran cantidad de hierro.

Pescado y vísceras

El pescado no tiene que ser crudo, ha de estar cocinado ya que en caso contrario podrían enfermar y siempre se lo hemos de ofrecer sin espinas. Es un alimento muy beneficioso para nuestra mascota y además les encanta. Preferiblemente ofrécele pescado blanco, también puedes tomar pescado azul le aportará grasas muy buenas para su crecimiento y desarrollo, como las Omega 3 y Omega 6.. El atún y trucha les encanta. Mejor que no sean de lata, ya que tienen mucha sal. 

Las vísceras le aportarán vitaminas y minerales que no encontrarán en otros alimentos.

Embutidos

El jamón cocido y la pechuga de pavo en embutido son bajos en sal y grasas y altos en proteínas. Además, su sabor les encanta. Dáselos como premio. Son alimentos altos en proteínas, que a ellos les vuelven loco.

Verduras

Si quieres incluir verduras en su dieta pueden tomar zanahoria, acelgas, calabacines y la remolacha, son aptas para los gatos. No obstante, las verduras no son su plato favorito pero pueden tomarla. Los piensos para gatos, las suelen incluir. Es recomendable que lo tomen para purgarse.

Hay algunas verduras que debemos evitar, como la cebolla, el ajo, puerro, la patata y el tomate: Provocan daños en los glóbulos rojos de la sangre de la mayoría de las mascotas. No debemos ofrecerle aguacate ya que contiene Persin, una toxina que es tóxica para los gatos.

Los gatos toman hierva gatera para expulsar los pelos que se han tragado

Ofertas
Catit Design Senses – Juego de Hierba para Gatos
  • Una fuente natural de fibra.
  • Favorece la digestión y evita la formación bolas de pelo.
  • Mezcla de hierba de trigo y cebada.
  • Ideal para gatos domésticos.
  • La esterilla de acupresión garantiza un masaje de punto de presión en las patas de los gatos.

Frutas

No todas las frutas son buenas para los gatos, y algunas hay que evitarlas. Puedes darles piezas de fruta como melocotón, sandía, melón o pera son muy buenas para el gato. Quita la piel del melón y la sandía, así como las semillas de todas las frutas que le des.

Las frutas que convendría evitar son las naranjas, limones, pasas y uvas ya que les pueden causar problemas renales al gato, y por otro, los cítricos les causará molestias y malestar estomacal. Así que, ¡olvídalos!

Cereales

Han de tomar cereales en pequeñas cantidades:  trigo, maíz y arroz. El pan, los cereales, etc, pueden complicar su digestión y provocarle malestar, así que es mejor evitarlos. Y por supuesto, no les debemos dar unos cereales de desayuno. Si le das pienso, este ha de tener la proporción adecuada de cereales, los de baja calidad esta proporción la superan.

Plantas

A los gatos les gusta morder y comerse las plantas en pequeñas cantidades, por ello hemos de tener mucho cuidado si tenemos plantas que puedan ser tóxicas para los gatos como pueden ser la flor de Pascua, la adelfa y el lirio de los valles.

Setas

Al igual que pasa con nosotros, muchas setas se pueden tomar, pero otras son toxicas para nuestro gato. Para prevenir, lo mejor es evitar que en nuestro jardín tenga setas a su alcance, especialmente si no sabemos distinguir las que son tóxicas de las que no.

Huevos cocidos

No debes ofrecerles huevos crudos, sólo pueden tomar huevo cocido en muy pequeños trozos y cantidades.

Yogur natural

Como regla general los lácteos pueden no sentar muy bien a los gatos, pero si pueden tomar una pequeña cantidad de yogur natural sin azúcar ni edulcorantes y sin sabores.

Dulces industriales y azúcares

El azúcar, especialmente el presente en galletas, bollos, dulces industriales… es muy perjudicial para el gato. Nunca le des a tu gato algún alimento de ese tipo y mantenlos fuera de su alcance.

Chocolate, café y té

Los tres están totalmente prohibidos en la dieta del gato, son tóxicos para nuestra mascota, dependiendo de la cantidad que tomen puede acelerarles el pulso, causarle vómitos, diarreas e incluso puede llegar a causarles la muerte si han tomado mucha cantidad. Por lo que debemos evitar dárselos bajo ningún concepto.

Alcohol

Aunque parezca una obviedad, algunas personas lo hacen con frecuencia, por eso este punto no hay que pasarlo por alto. Los gatos no digieren bien el alcohol y pueden intoxicarse, si se les da una cantidad muy elevada pueden llegar a morir.

Comida para gatos más vendida en Amazon

Hemos de cubrir las necesidades básicas de nuestro gato: por alimentarse bien, dormir bien en una buena cama, jugar y sentirse queridos.