Saltar al contenido

Gato gordo o con sobrepeso, Obesidad

gato gordito obeso sobrepeso

La obesidad es un problema que se está extendiendo cada vez más entre las mascotas que viven en las casas ¿Sabías que 1 de cada dos gatos visita al veterinario por problemas de obesidad o sobrepeso? Si, así es, según los expertos más de dos millones de gatos en España necesitan bajar de peso.

Es importante que haga dieta para llegar a su peso ideal ya que pueda acabar con problemas de salud como diabetes, problemas de corazón, problemas urinarios, enfermedad del hígado graso y a nivel motor, cojeras y artritis dolorosa. Si tu gato está gordo implicará que se acortará su esperanza de vida. Un gato obeso vive de media, al menos 1 o 2 años menos que un gato sano. Este problema no sólo se encuentra en los gatos,  los perros que superan su peso adecuado también son muchos, más de la mitad.

Si quieres saber cual es el Mejor pienso para gatos esterilizados según la OCU, puedes leerlo en nuestro artículo.

¿Cómo saber si un gato está gordo?

Un gato gordo no es un gato sano ni feliz, por ello es importante saber reconocer si tu gato sufre sobrepeso.

Pesar a tu gato no es la única forma de comprobar si tiene sobrepeso. Por su aspecto se puede saber si tu gato está gordito.

Míralo fijamente y si ves que está demasiado redondo puede ser que tenga problemas de peso. Notarás que tiene una capa de grasa, especialmente se nota si te fijas en la zona de las costillas y la cintra. Si le miras desde la zona de arriba has de notar una zona más fina en la parte de la cintura, justo detrás de donde se encuentran las costillas. Si directamente aprecias que no hay cintura o que su abdomen es más ancho que donde se encuentra el pecho, entonces tienes un gato obeso y puede tener algunos kilos de más. Si es el caso de tu felino lo ideal es ponerlo a dieta durante unos dos meses aproximadamente para que pueda perder el exceso de kilos que tiene, más podría ser perjudicial para su salud.

El peso ideal de cada gato dependerá de muchas variables, como su raza, su edad o su sexo. Pero para que te hagas una idea aproximada, los pesos habituales para un gato son los siguientes:

  • Gato común europeo: su peso medio oscila entre los 3,6 y 4,5 kg. 
  • Gato persa: su peso medio oscila entre los3 y 5,5 kg. 
  • Gato siamés: su peso medio oscila entre los 2 y 4,5 kg.

Consideramos obesidad si pesa alrededor de un peso superior al 20% del peso que debería tener según su raza, edad y envergadura.

Si tu gato todavía no tiene problemas de peso pero está empezando a estar gordito debemos estar atento de cuidar su dieta, para que no se convierta en un gato obeso y no tenga problemas ni de salud ni para llevar una vida normal.

¿Porqué mi gato está gordo?

Los gatos son animales muy inteligentes y saben que si nos dan unos mimos podemos premiarles con comida, en ocasiones tendemos a malinterpretar las señales comunicativas de nuestros gatos. Generalmente cuando vemos que nuestro gatito maulla delante de bol vacío de comida con cara de pena, no siempre es por que tiene hambre, puede ser por que está aburrido, al igual que nos pasa a muchos de nosotros cuando abrimos la nevera en busca de algo para comer sin tener hambre :o).

Generalmente esto es debido a que comen más comida de lo que deberían ingerir y quizás su alimento incluso sea de poca calidad o tome muchas golosinas. Para que tu gato se mantenga sano verás que ha de comer menos alimentos. Si tu gato tiene sobrepeso no va a poder llevar a cabo las actividades normales, por culpa de su peso excesivo.

Si ponemos a nuestro gato a dieta, los gatos pueden no llevarlo bien incluso no entienden qué está pasando o lo interpreten como un castigo. Tu gato, al igual que nos puede pasar a los humanos, al estar a dieta pueden encontrarse de mal humor pero aún así no hemos de ceder con hábitos de mala alimentación, hemos de ser constantes y seguir con la dieta.

Los gatos con sobrepeso son un problema común en la actualidad. A medida que nuestros gatos domesticados viven vidas cada vez más sedentarias, es importante estar alerta a los signos de obesidad en nuestros felinos amigos. La obesidad en los gatos puede conducir a una serie de problemas de salud, como enfermedades del corazón, diabetes y problemas articulares.

La forma más común de prevenir la obesidad en los gatos es mediante una dieta equilibrada y un plan de ejercicios adecuado. Es importante asegurarse de que su gato está recibiendo la cantidad correcta de calorías cada día, y controlar su ingesta de alimentos. Es recomendable darle a su gato una dieta baja en calorías y alta en proteínas, ya que esto ayudará a mantener su peso en un nivel saludable.

El ejercicio también es crucial para mantener a su gato en forma y saludable. Aunque los gatos son animales naturalmente activos, muchos gatos domesticados pasan la mayor parte de su tiempo durmiendo y jugando solo. Es importante proporcionarle a su gato juguetes interactivos y estímulos para jugar, y animarlo a moverse y ejercitarse.

Además de seguir una dieta saludable y un plan de ejercicios, es importante llevar a su gato con regularidad al veterinario para chequeos anuales. El veterinario puede ayudarlo a determinar si su gato está en un peso saludable y proporcionarle consejos adicionales sobre cómo ayudarlo a perder peso si es necesario.

En conclusión, los gatos con sobrepeso son un problema común, pero pueden prevenirse mediante una dieta equilibrada, un plan de ejercicios adecuado y chequeos regulares con el veterinario. Es importante estar alerta a los signos de obesidad en su gato y tomar medidas para ayudarlo a mantener un peso saludable.

Mejor pienso para gatos obesos

Cada vez más marcas de piensos para gatos ofrecen comida de alta calidad pensada para que tu mascota pueda hacer dieta y cuidad su salud. Son piensos específicos con menos calorías con la mayor cantidad de pienso posible para poder saciar su apetito y que así los felinos puedan ganar la batalla a la báscula. Son productos con muy pocas grasas y muchas fibras saciantes que ayudan a reducir el apetito y perder peso antes.

Dale a tu gato la cantidad adecuada, sin excesos pero tampoco te quedes corto y sea demasiado restrictiva.

Te dejo aquí nuestros productos recomendados.

Advance Weight Balance – Dieta Veterinaria para el sobrepeso de perros y gatos

Si tu gato está a dieta has de hacer un seguimiento de su evolución, para ver si pierde peso o no, si lo hace al ritmo adecuado para valorar si he de cambiar alguna pauta de la dieta. Lo normal es que con una dieta adecuada, tu gato pierda alrededor de 0.5% y el 2% de su peso a la semana. No debe perder peso demasiado rápido Es recomendable que hagas la dieta con el apoyo y seguimiento de tu veterinario para que lleves un correcto control. Mantener una dieta adelgazante tipo rd durante mucho tiempo puede ser perjudicial para la salud de tu gato, como son la aparición de caspa al estar su epidermis menos hidratada o pérdida de brillo en el pelo. Para evitar esto es recomendable que una vez a la semana alimentes a tu felino con latas húmedas o con salmón o atún.

Cuando tu gato llegue a su peso ideal ya podremos comprarle un pienso acorde a su edad y sus necesidades físicas.

Comedero automático para gatos

El mejor modo de lograrlo de conseguir que tu gato tenga un peso ideal es dándoles comida de calidad y acorde a su edad y situación.

Si queremos ponerle a dieta, hemos de saber cuanto pienso ha de ingerir para que pueda adelgazar. Lo mejor es dejarnos aconsejar por nuestro veterinario de confianza ya que esto depende mucho de la edad de nuestro gato, su peso, su raza y su peso. Pero para que te hagas una idea, la media es bajar en un 65% la cantidad de comida que suelen tomar para así bajar el consumo de calorías, y poder así conseguir su peso ideal.

Para controlar más fácilmente la cantidad que le hemos de dar a nuestro gato sin caer en la tentación de sus lloros podemos comprar un dispensador de pienso automático. Es una buena manera de que tu gato tenga la comida repartida a lo largo del día en vez de darle toda de una vez y se la coma de una sentada, así sólo tendrá a su disposición sólo la cantidad de comida que necesita en periodos de tiempo intercalados en un horario establecido, para que no pase mucha hambre y se estrese, llevando así mucho mejor su dieta.

Juegos y ejercicio para gatos

Los gatos domésticos que viven en la cuidad no tienen las mismas oportunidades de ejercitarse que los que viven en el campo. No pueden subirse a los árboles ni perseguir ratones para hacer ejercicio. Los gatos caseros tienen hábitos más sedentarios, suelen estar muy quietos y esto con el paso de los años ayuda a que coja peso con mayor facilidad. Esto ocurre con mayor frecuencia con los gatos esterilizados y los que viven sin otros gatos con los que puedan jugar.

Además de hacer dieta tu gato para que pueda adelgazar de manera más rápida y saludable ha de hacer ejercicio. Tienes que esmerarte y averiguar qué le interesa. Una buena manera para conseguirlo es jugando con tu gato y obligándole a moverse y hacer ejercicio. Puedes coger su juguete favorito e invitarle a correr, moverse y saltar al menos durante media hora diaria. Además eliminará el estrés mejorando su humor, ya que no sentirá la necesidad de comer por aburrimiento olvidándose más fácilmente de la comida y conseguiremos una pérdida de peso mayor. El deporte, también fortalecerá el corazón de tu gato.

Lo ideal es que sea al aire libre, ya que tendrá más espacio para moverse, pero si no es posible, puede hacer ejercicio en casa con juguetes especialmente pensados para estimular la actividad de nuestro gato.

Hay rascadores para gatos que potencian el movimiento y la actividad de tu gato, con varias alturas, recovecos con escondites y cuevas para jugar. Tu gato además de afilar sus uñas y aliviar tensiones se divertirá.

Si tienes alguna duda o pregunta sobre el peso o la condición corporal de tu gato, siempre es mejor hablar con tu veterinario.

Espero que estos consejos te ayuden a mejorar la salud de tu gato y que sea más feliz. :o)