Saltar al contenido

Cómo saber si mi gato es hembra o macho

donde adoptar un gato en madrid

La manera más fácil para saber si un gato es macho o hembra es fijarnos en sus genitales, que se encuentran justo debajo del ano.  El ano se encuentra justo por debajo de la cola y, es muy fácil de reconocer. Por lo que levanta la cola de tu gato y observa.

Existen varias formas de determinar si tu gato es hembra o macho, pero las más comunes y eficaces son las siguientes:

  1. Observar los órganos reproductores externos: Es la forma más obvia y sencilla de determinar el sexo de un gato. Los gatos machos tienen los testículos situados en el escroto, mientras que las hembras tienen los genitales femeninos (los labios mayores y menores) debajo del ano.
  2. Observar el comportamiento: Aunque no siempre es fiable, el comportamiento puede ser un indicio del sexo de un gato. Los gatos machos suelen ser más agresivos y territoriales, y pueden marcar su territorio mediante la expulsión de orina. Por otro lado, las hembras suelen ser más tranquilas y menos territoriales.
  3. Revisar los documentos del gato: Si tu gato es un gato de raza pura, es probable que tenga un pedigree y un registro de su género.

Es importante mencionar que en algunos casos puede ser difícil determinar el género de un gato, especialmente si es un gato recién nacido o si tiene alguna afección.

¿Cómo saber si mi gato es hembra?

Si el gatito es hembra:  El área genital del gato hembra se compone del ano y vulva. Debajo del ano, a más o menos un centímetro, encontraremos una pequeña ranura vertical que es la vulva. 

¿Cómo saber si mi gato es macho? 

Si el gatito es macho: El área genital del gato macho se compone del ano, el escroto y el pene. Concretamente en su área genital veremos el prepucio con una pequeña abertura redonda que es la uretra, y justo por encima el saco escrotal donde se encuentran unos pequeños testículos.

¿Es verdad que los gatos tricolor siempre son hembras?

En un porcentaje muy alto, más del 90% de los gatos, si tiene un pelo de color negro, blanco y marrón anaranjado es una hembra. Y no es una coincidencia, el color es una consecuencia genética debido a los cromosomas X.

¿Vas a adoptar un perro o un gato? Antes, haz este test