Saltar al contenido

Cómo cuidar a un gato recién nacido

como cuidar a un gato recien nacido

Los gatitos cachorros son muy delicados y requieren muchos cuidados para no enfermar, por ello queremos  darte unos consejos sobre su cuidado que no puedes pasar por alto. Durante sus primeros días de vida es mejor que esté con su madre todo lo posible para que ella lo alimente y limpie. 

Lo primero que hemos de saber es que un gato recién nacido es ciego y sordo hasta las dos primeras semanas de vida, por lo que dependen totalmente de su madre o si no está ella, de nosotros.

Es importante tener en cuenta que los gatos recién nacidos no pueden regular su temperatura corporal no pudiendo hacer sus necesidades por si mismos sin ayuda.  

Aunque el papel de la madre es fundamental, si por el motivo que sea, no puede estar con sus gatitos, tú has de realizar los cuidados necesarios de la forma más parecida a como ella lo haría para que los gatos estén sanos y equilibrados.

Si te encuentras un gato recién nacido abandonado en la calle y quieres que sobreviva has de seguir estas pautas:

  • A los gatos les gusta tener su propio espacio e intimidad, busca para él un ambiente apropiado
  • Aliméntalos con comida de calidad en nutrientes y con la cantidad suficiente
  • Establece un horario regular para su alimentación
  • Respeta sus horas de sueño
  • Vas a tener que realizar más cuidados que cuando es adulto
  • Has de facilitarle una zona para que pueda hacer ejercicio
  • Necesitará estímulo que provoca defecación y micción

Si está con su madre

En los primeros días los gatos recién nacidos  dependen por completo de su madre. Al no poder regular su temperatura corporal, su madre ha de darle calor y durante las 3-4 primeras semanas, para que pueda hacer sus necesidades su madre ha de lamerle sus zonas genitales para estimularlas adecuadamente. De esta manera además los mantendrá limpios. La madre se comerá sus excrementos.

En el caso de que tu gato recién nacido tenga el cuidado de su madre es importante que puedas vigilar al gatito bebé para ver que todo está correcto. Observa si todos los gatos maman, es fundamental que tomen calostro para su correcto desarrollo ya que contiene anticuerpos esenciales para reforzar su sistema inmune que está muy debilitado cuando son recién nacidos.

Si no está con su madre

Si la madre de los gatos recién nacidos no cuentan con su cuidado vas a tener que dedicarte a su correcto cuidado, tendrás que alimentarlos, proporcionarles calor para su correcto desarrollo y crecimiento así como mantenerlo una correcta higiene. Aunque es una tarea que demanda mucho tiempo y atención es muy gratificante.

Has de saber que los primeros días están en una etapa muy crítica y delicada.

Cambios en función de los días de vida

Los gatos evolucionan más rápidamente que los humanos y en poco tiempo podrán valerse por si mismos pero las tres primeras semanas necesitarán del cuidado de su madre para poder sobrevivir o en su defecto de nosotros.
Poco a poco se irán produciendo ciertos cambios en su comportamiento:

  • Hasta los 4 días de vida. Los gatos son ciegos y sordos.
  • De 5-6 días. No abren los ojos, se mueven de manera torpe y muy lenta.
  • En la primera semana de vida los gatitos no pueden mantener su temperatura corporal, han de estar entre 30 y 32ºC. No es suficiente con taparlos con una mantita; te recomiendo que utilices una bolsa térmica o una botella con agua tibia o cualquier otra fuente segura de calor. Hasta su primera semana comen cada 2 o 4 horas, incluso de noche.
  • Antes de los 9 días. Este es el momento en que ya empiezan a oír algo.
  • A los 9-12 días. Comienzan a abrir sus ojos.
  • Entre los 7-14 días . Empiezan a arrastrarse.
  • De los 14 a los 21 días. Comienzan a caminar. Es hora de consultar al veterinario para empezar a desparasitarlos.  Ya podemos bajar la temperatura a 24ºC ya que ya mantienen mejor la temperatura corporal.
  • A las 3 semanas. Les empiezan a salir sus dientes,  lo que es un indicativo de que pueden empezar a tomar alimentos sólidos como ADVANCE KITTEN combinados con biberones. Poco a poco has de ir reduciendo la toma de leche e ir incrementando los sólidos humedecidos con agua o leche.
  • En esta etapa comenzarán a relacionarse con los demás, es buen momento para comenzar a acariciarlos para que empiecen a socializarse con otras personas o mascotas, ya que no podemos olvidar el aspecto psicológico y social. Después de la tercera semana los gatitos ya no necesitan este estímulo para evacuar. Ya puedes ayudarles a que se asee solito.
  • A la cuarta semana ya pueden regular su temperatura aunque el ambiente esté más frío. En este momento ya pueden empezar a comer de un plato. Ya es capaz de comer el pienso por sí mismo, así que no es necesario que lo humedezcas. Una vez que se ha completado el destete, lleva a tu gato al veterinario para que empiece su programa de vacunas.
  • Entre las 6 y las 8 semanas ya puedes destetar a los gatitos y regalarlos a sus nuevos dueños, si es que no te has encariñado tanto que decides quedarte con ellos.

Cuidados

Cuidar a un gato recién nacido es una tarea muy importante y requiere de mucha paciencia y dedicación. Los gatitos recién nacidos son muy vulnerables y dependen completamente de sus propietarios para su supervivencia y bienestar. A continuación, se presentan algunos consejos para ayudar a cuidar a un gato recién nacido.

En primer lugar, es importante asegurarse de que el gatito esté en un ambiente cálido y seguro. Los gatitos recién nacidos no tienen la capacidad de regular su temperatura corporal, por lo que es esencial mantenerlos en un lugar cálido y protegido del frío. La caja de transporte o un lugar cerrado que no tenga corrientes de aire es un buen lugar para colocar a los gatitos.

En segundo lugar, es importante alimentar al gatito de forma adecuada. Los gatitos recién nacidos deben ser amamantados cada 2-3 horas, ya que su sistema digestivo es muy delicado y necesitan alimentarse con frecuencia. Si la madre del gato no está disponible o no puede amamantar al gatito, es necesario alimentarlo con leche específica para gatos recién nacidos y con una jeringa o un biberón pequeño. Es importante seguir las instrucciones del veterinario o de la leche especifica para gatos recién nacidos.

En tercer lugar, es importante mantener limpia la zona donde se encuentra el gatito. Los gatitos recién nacidos son muy propensos a contraer enfermedades, por lo que es esencial mantener su entorno limpio y libre de gérmenes. La caja de transporte o el lugar donde se encuentra el gato debe ser limpiado diariamente con agua y jabón suave.

En cuarto lugar, es importante mantener al gatito hidratado. Los gatitos recién nacidos tienen un alto metabolismo y necesitan beber agua con frecuencia. Es recomendable colocar una taza de agua fresca cerca del gatito para que pueda beber cuando tenga sed.

Por último, es importante llevar al gatito recién nacido al veterinario para que sea revisado y se asegure de que esté sano. Los gatitos recién nacidos son muy propensos a enfermedades y pueden requerir tratamiento temprano. Un veterinario también puede recomendar un plan de vacunación para el gatito.

En resumen, cuidar a un gato recién nacido requiere de mucha paciencia y amor.

Estimulación para hacer sus necesidades de su área anogenital:

No regulan su temperatura y necesitan de estimulación para orinar y defecar tal como hemos comentado anteriormente, para ayudarle has de pasarle suavemente un trapo, gasa o algodón humedecido por su zona abdominal, su zona genital y su ano.  Por lo que dependen completamente de tí o de tu familia. Tu gato recién nacido ha de defecar una vez al día, si pasa más tiempo vigila para acudir al veterinario ya que si no expulsa podría causarles problemas muy graves de salud. Pasada la tercera semana de vida de los gatitos ya no necesitarán este estímulo para hacer sus necesidades.

 Una vez por semana hay que limpiar todo el cuerpo con un paño húmedo tibio, simulando los lamidos de la madre.

Mantenimiento de su calor corporal

Para que su cuerpo tenga la temperatura adecuada. Intenta que se encuentre en una estancia donde la temperatura esté entre los 29 y 32 grados para que no sufran hipotermia. Puedes usar un calefactor o bolsas de agua caliente. Ya en la semana 4 podrás bajar la temperatura hasta los 24 grados.

Crea el espacio idóneo para tus gatos recién nacidos

Ya que a los gatos les encanta investigar y moverse mucho por lo que podría peligrar si se mueve por zonas peligrosas.

Higiene de los gatos recién nacidos

¿Cómo debe ser la higiene en los gatos desde el nacimiento y hasta 3-4 semanas?

Si el gatito está con sus hermanos, lo normal es que se llenen de los orines del resto de gatitos, por ello, es importante que los mantengas limpios además de secos para que no les baje la temperatura y se puedan enfriar.

Proporcionales una alimentación adecuada

Hemos de estar muy atentos a su alimentación en los gatitos de 0 a 3-4 semanas de vida. Los gatos recién nacidos necesitan tomar una leche especial para gatitos. Pasados los 20 días los gatos recién nacidos ya podrán comenzar a comer directamente en un plato pienso para gatitos molido. Si observas que comienzan a comer solos es hora de destetarlos por completo, esto suele ocurrir hacia las 6 a 8 semanas desde su nacimiento. Durante su primera semana comerán cada 2-4 horas y poco a poco irán espaciando las tomas. Es importante comprobar que la leche esté a 38 grados. Conviene escoger una leche especial para gatitos. Dales la leche con el biberón en posición horizontal y con la tetina hacia abajo.

Tendrás que alimentar a los gatitos con un biberón especial.

Has de tener en cuenta que los primeros días de vida de los gatos recién nacido son muy delicados y vitales para garantizar el bienestar y el crecimiento saludable de tu gatito. Por lo que si su madre no puede cuidarlos  tú puedes ocuparte de ellos con los consejos que os hemos dado anteriormente.