Saltar al contenido

Collar isabelino

collares isabelinos perros y gatos

Se colocan en el cuello del animal y están diseñados para que tu perro o gato no se rasque o lama una zona delicada de su cuerpo debido a una intervención quirúrgica, una herida o por una irritación y así evitar que se lastime o autolesione por lamerse en exceso. De esta manera dificultamos que un animal llegue a esa zona que le molesta y que no queremos que se toque.

Tienda online pantallas para perros y gatos

Existen diferentes tamaños, ajustes y calidades, escoge el que más se adecue a las necesidades de tu mascota. Tu veterinario.

La elección del tamaño adecuado al cuello del animal, para obtener un ajuste correcto, es fundamental para evitar problemas. Para comprar tu cono o collar isabelino has de tomar la medida idónea, para ello has de medir entre el inicio del cuello y la punta de la nariz de tu mascota.

Un collar isabelino o pantalla es ideal para evitar que tu perro o gato, se autolesione tras ser sometido a algún tipo de tratamiento, cura o intervención quirúrgica, por lamerse o rascarse para calmar el dolor, el picor, o una molestia. También se usan cuando tenemos tratamientos en los ojos de tu mascota o en sus orejas y en algunos casos de dermatología.

Al principio les puede costar un poco pero acaban acostumbrándose después de unas horas.

Con el collar isabelino, los perros y los gatos pueden hacer una vida totalmente normal, comer, jugar, beber agua, correr, …

La vida de un perro con collar isabelino

En muchas ocasiones y cuando menos te lo esperes, puede ser necesario el uso del famoso collar isabelino y encontrarse sin él cuando más lo necesitas es una faena. Te recomiendo que tengas siempre uno en tu botiquín.